Top
 
Trey Digital / UX  / La importancia del marketing online en las empresas hoy en día

La importancia del marketing online en las empresas hoy en día

La importancia del marketing online en las empresas hoy en día

Dar publicidad a los productos o servicios que se ofrecen, para que los mismos sean conocidos por los consumidores, es una tarea esencial dentro de todas las empresas. Sin embargo, las formas de hacer publicidad han cambiado mucho en los últimas décadas, y hoy en día lo que marca tendencia es el marketing digital.

La relación entre marketing digital e incremento de ventas

En la actualidad, cada vez que un consumidor quiere información sobre un producto o servicio concreto, lo más común es que recurra a Internet, haciendo uso de buscadores, foros, blogs o redes sociales.

Si un determinado producto tiene buenas críticas por parte de los consumidores y está bien posicionado, es decir, aparece en los primeros resultados que arrojan buscadores como Google, es casi seguro que se producirá la venta.

Visto así parece sencillo, pero no lo es tanto. Conseguir una buena reputación online implica mucho tiempo y esfuerzo. De ahí que cada vez más empresas decidan externalizar este tipo de servicios y contratarlos con entidades especializadas en la materia.

El marketing online como herramienta para la pyme

Las pequeñas y medianas empresas conforman la mayor parte del tejido empresarial en nuestro país. Pero, tradicionalmente, cuando se trataba de hacer publicidad, se veían perdidas frente al poder económico de las grandes marcas.

Lo bueno del marketing digital es que, hoy en día, para conseguir visibilidad en Internet no es necesario disponer de un gran presupuesto para invertir en publicidad, pues esto no implica que se vaya a conseguir el éxito. Todos conocemos buenos ejemplos de empresas pequeñas o medianas que, con una campaña muy sencilla, han conseguido una gran viralidad.

En medios como las redes sociales, las empresas están más igualadas a la hora de hacer marketing. Ya no importa tanto el dinero como hacerlo bien. Una campaña en la que se han gastado miles de euros puede resultar un auténtico fiasco, mientras que otra en la que apenas se han invertido unos cientos puede hacer que una pyme aumente sus ventas de forma espectacular.

Si no estás online, no existes

Quizá no somos conscientes de ello, pero hoy por hoy lo buscamos todo en Internet. Si buscas un producto de una determinada empresa, o incluso si te llaman para hacer una entrevista de trabajo, compruebas que esa empresa no tiene una página web, lo normal es que desconfíes. ¿A qué se debe esto? A que de forma consciente o inconsciente todos nos hemos dado cuenta de que quien no tiene presencia online es casi como si no existiera.

Precisamente por ello, toda empresa debe contar con una página web. Actualmente existen especialistas en diseño de paginas web que son capaces de hacer un gran trabajo y conseguir diseños atractivos y realmente útiles para los usuarios.

Pero no basta con tener una buena web. Es imprescindible, además. que los internautas la encuentran cuando están buscando lo que se ofrece en ella. De ahí la importancia que ha cobrado el SEO en los últimos años. De nada sirve un bonito escaparate si no pasa nadie por la calle que pueda verlo.

Por tanto, una vez que la web está lista, hay que empezar a trabajar en mejorar su posicionamiento. Si una pyme consigue colocar su página entre los primeros resultados de Google para una determinada palabra, puede tener más ventas que su competencia e incluso que empresas más grandes.

Al margen de la web y su posicionamiento, también hay que buscar a los clientes potenciales por otros medios. Existen algunos más clásicos como el email marketing, pero es muy recomendable estar presentes también en las principales redes sociales como Twitter, Facebook, Youtube o LinkedIn.

¿Qué beneficios obtiene una pyme si apuesta por el marketing digital?

La principal ventaja de recurrir a esta forma de hacer publicidad es que la marca se vuelve mucho más visible y más fácil de encontrar para las personas que conforman su público potencial.

Las campañas online tienen la gran ventaja de poder ser segmentadas, es decir, dirigidas a un determinado perfil de persona. Por ejemplo, hombres de 20 a 35 años amantes del deporte y que residan en Madrid.

Lo que se consigue con una campaña segmentada es que la inversión en publicidad sea mucho más efectiva, puesto que el anuncio irá destinado únicamente a aquellas personas que conforman el target del mismo.

Otra ventaja consiste en que hacer una campaña de marketing online siempre es más económico que recurrir al marketing tradicional, logrando que esta publicidad resulte accesible incluso para las pymes que acaban de comenzar su actividad.

Además, al monitorizarse los resultados en tiempo real, se pueden efectuar cambios en las campañas en el mismo momento en que se detecta que las mismas no van bien, sin tener que esperar a que finalicen. Esto implica un considerable ahorro de dinero, pero también de tiempo, un elemento que es esencial cuando se hacen negocios.

Pero, sin lugar a dudas, una de las mayores ventajas de este tipo de publicidad es que permite una interacción directa con el público. Esto permite a la marca estar al tanto de las necesidades, quejas y sugerencias de los destinatarios de sus productos y servicios, lo que facilita poder adaptarse al mercado y ofrecer aquello que realmente demandan los consumidores.

Al final, todo esto se traduce en una única cosa: un aumento de las ventas. Nunca olvides que el objetivo final de toda estrategia comercial es aumentar el volumen de productos o servicios vendidos.

En líneas generales, podemos concluir que el marketing online es esencial para todo tipo de empresas a la hora de mejorar su rentabilidad. Pero la cosa no se queda aquí, esta forma de marketing relativamente nueva también es muy beneficiosa para el consumidor, puesto que le permite encontrar de forma más sencilla aquello que está buscando.

Si la experiencia de compra es satisfactoria, la misma será beneficiosa tanto para la empresa como para el consumidor. De este modo, el marketing en medios digitales es totalmente imprescindible para el buen funcionamiento del comercio, ya sea online o en tiendas físicas.

Share